CARBÓN


Louis Alphonse Poitevin incorpora, en 1855, el pigmento a los coloides bicromatados, inventando el primer proceso pigmentario (proceso al carbón, goma bicromatada, gelatina bicromatada, etc…).

En 1855, ante la mala conservación de los calotipos, el duque Albat de Luynes, a través de la Société Française de Photografie, crea un premio para recompensar los trabajos dedicados al perfeccionamiento de los procesos fotográficos. En 1862, se concede este premio a Poitevin por el procedimiento al coloide bicromatado en el proceso al carbón, el primero de los procesos pigmentarios que también serán conocidos como procesos nobles debido a su estabilidad.


¿Qué es un carbón?

El proceso al carbón, es una copia positiva. Consiste en mezclar en la gelatina un pigmento o carbón pulverizado (gralente. negro de humo) para extender sobre un soporte temporal (llamado “tissue”), que será sensibilizado con bicromatos. Una vez seco, el papel en contacto con el negativo (al tamaño de la imagen final), se expone al sol; la luz hace insoluble la gelatina bicromatada que retendrá el pigmento. Para evitar la desaparición de las zonas de gelatina semi-endurecidas después del revelado/despojamiento con agua; primero se transfiere la emulsión gelatinosa a un papel soporte definitivo. Durante el revelado, el cual se realiza en agua caliente, la gelatina se desprende, en mayor o menor medida dependiendo de la cantidad de luz recibida, produciendo de esta manera una imagen positiva del color del pigmento utilizado. La imagen se forma en relieve, a partir del grosor de la capa de gelatina.

Existen diferentes variantes del proceso: Artigue, Fresson, etc. que no exigen la transferencia de la imagen.

CARLOS BARRANTES taller fotográfico
laboratorioservicios_es.html
formaciónprocedes_es.html